Saturday 19 december 6 19 /12 /Dic 23:13

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La vivienda de los inmigrantes como un espacio para cambios sociales

 desde la perspectiva de una extranjera

 

Franny Kupersmith

St. Mary’s College of Maryland

3 de diciembre de 2009

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Página de índice

 

1.     Introducción …………………………………………………………….…………………. 3-5

2.     Características del Proceso Migratorio Argentino …………..….………….. 5-7

3.     La Modernización en Relación al Inmigración ……………….………………. 7-8

4.     Primera Parada: El Hotel de los Inmigrantes …………………………………. 8-9

5.     Un Barrio con Dos Identidades: San Telmo ………………….……………….. 9-10

6.     Un Modelo de Vivienda: La Casa Ezeiza ………………………………………..10-11

7.     El Rostro del Barrio Inmigratorio: La Boca…………………………………….… 12

8.     Otra vivienda: El Conventillo……………………………………………...………. 12-13

9.     El impacto social de los conventillos……………………………………………. 14-15

10. Conclusión………………………………………………………………………………….. 15-16

11. Bibliografía …………………………………………………….....…………………………….. 17

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Introducción

Como extranjera que vive en la Argentina, yo he encontrado que para entender la sociedad de este país, se necesita tener una comprensión de su historia.  Los  argentinos reflejan su historia cotidiana en la forma en que ellos viven, y me parece que ellos reflejan sus sentimientos en sus rostros. Por eso, me parece –como extranjera- que es difícil entender esta nación y como su gente funciona sin una comprensión de la historia del país. Sin embargo, después de tres meses viviendo y viajando a lo largo del país, he llegado a la conclusión de que la identidad argentina es el resultado de la mezcla de las culturas que vinieron a la Argentina como resultado de las oleadas inmigratorias que ocurrieron a principio del siglo XX (Nouzeilles y Montaldo, 2002).

Cuando llegué a este país, la única manera en que podía ver y tratar de entender cómo la identidad argentina había cambiado a lo largo de los años era contando con mi conocimiento de los distintos estilos de arquitectura que veo cada día en la ciudad.  Mi interés en la arquitectura me llevó a buscar más información sobre el desarrollo arquitectónico  de Buenos Aires.  Yo me di cuenta de que los edificios no reflejan un estilo específico, sino que muchos estilos pueden estar ligados a otros países extranjeros. Muchos de ellos son específicos de los diferentes barrios.  Pienso que existe una conexión entre mi imposibilidad de definir específicamente la nacionalidad argentina y los estilos de los barrios porteños.  Los estilos de arquitectura que existen en la Argentina, en particular en Buenos Aires, reflejan diferentes épocas históricas, y distintas culturas que existen en el país (Buenos aires: Guía de Arquitectura, 1998). Por eso, llegué a la conclusión de que estos estilos de arquitectura vinieron a Buenos Aires con los inmigrantes que llegaron hace ya muchos años.

La vivienda constituyó históricamente un espacio donde el hombre buscó refugio, donde desarrolló la vida familiar y también, social. Desde la tapera, el rancho hasta la casa, la edificación de la vivienda nos muestra que fue modificándose de acuerdo con las necesidades que las sociedades tuvieron. El hombre de campo, con menos elementos supo proveerse de su propio espacio y el hombre de la ciudad, con más recursos, construyó viviendas que desde la pared de adobe y el diseño simple llegaron a las casas de una planta con patios internos que incluyeron el mirador para hacer las veces de protección durante la colonia (Voss, 2005).  Estas casas coloniales serán habitadas por la población criolla y extranjera durante finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX cuando se produzca el gran cambio social en la Argentina (Nouzeilles y Montaldo, 2002).

La ciudad, en ese período,  era un crisol de ideas y culturas que llegaron con los inmigrantes y que tuvieron como  consecuencia la falta de viviendas debido a la aparición de esta nueva y numerosa población (Todo comenzó en los conventillos, 2000). 

Desde el inicio del siglo XX, el rostro de este país ha cambiado para incluir aspectos culturales e identidades sociales de las nacionalidades de los inmigrantes (Nouzeilles y Montaldo, 2002).  Podemos definir una nación por la gente que vive en un lugar particular, pero también es importante darse cuenta de que el nombre de un país no es suficiente para definir una nación porque es necesario considerar los aspectos culturales de un pueblo y sus identidades.  Aunque es más fácil definir la nación en relación con la cultura fundada en su amor por el fútbol, el vino y la carne, necesitamos mirar cómo el país fue fundado y consecuentemente sus pobladores se reconocen como argentinos. Después de la época en la que la Argentina estuvo bajo el control español y de los períodos de inmigración, hoy la gente que vive en la Argentina son una mezcla de nacionalidades y culturas provenientes de todo el mundo (Nouzeilles y Montaldo, 2002). 

El desarrollo de una identidad nacional en la Argentina es el resultado de muchos años de inestabilidad y de influencia extranjera.  Aunque es difícil definir la cultura argentina con una palabra, es importante desarrollar una comprensión de la historia demográfica del país.  Una de las razones de por qué es tan difícil definir la cultura argentina en particular es porque la gente que vive en este país convive con una gran variedad de culturas. La construcción de la Argentina como una nación estuvo basada en la mezcla de aspectos culturales que llegaron con los conquistadores de España durante el siglo XVI y durante la oleada inmigratoria a partir de fines del siglo XIX (Nouzeilles y Montaldo, 2002).  

Es evidente que la Argentina es llena de gente de muchos fondos, y por eso tiene una mezcla de aspectos culturales que pueden ayudarnos definir la nación. Para mi proyecto, quiero mostrar como la estructura de la vivienda común de los inmigrantes ha influido la sociedad del país.  Para empezar, observaremos, cómo se produjo la llegada y el establecimiento de la población extranjera en Buenos Aires. A continuación, intentaremos analizar dos barrios donde se estableció el mayor número de inmigrantes: San Telmo y La Boca así como también los estilos de sus  viviendas más representativas. Por último, trataremos de reconocer cómo las viviendas reflejaron los cambios sociales.

Características del Proceso Migratorio Argentino

No hay ninguna duda de que la inmigración y la opresión de las culturas indígenas son grandes componentes para definir la identidad de la sociedad argentina que también contó desde sus orígenes con comunidades aborígenes  que fueron atacadas durante las Campañas al Desierto a fines del siglo XIX (Carrozza, et al., 2009).

El aluvión inmigratorio tuvo un gran impacto en el desarrollo de la cultura e identidad del país. Hay cuatro etapas distintas de inmigración que llegan a la Argentina; esas incluyen la gente que inmigró como resultado de la colonización española en el siglo XVI, los inmigrantes que vienen desde Europa durante el siglo XIX, los esclavos africanos que llegaron durante los siglos XVII y XIX, la migración urbana hacia las ciudades, a principio del siglo XX así como también, la gente que llegó recientemente por razones económicas (Carrozza, et al., 2009). 

La primera ola de inmigración hacia la Argentina ocurrió durante del siglo XVI e incluyó mucha población proveniente de España (Carrozza, et. al., 2009).  Como resultado de los años vividos como colonia española, la identidad argentina estuvo influenciada -en muchos aspectos- por la cultura hispana.  Después de la lucha por la independencia, al principio del siglo XIX, había mucha gente que inmigró a la Argentina desde España (Carrozza, et. al., 2009).  Ellos contribuyeron al desarrollo del país para transformarlo en un estado más moderno y con más estabilidad. Hubo un aumento en la población como resultado de la llegada de más inmigrantes a la Argentina.

La segunda etapa de inmigración tuvo mucha influencia en la modernización de la Argentina.  Como consecuencia de la industrialización del país durante del siglo XIX, más de tres mil personas inmigraron a la Argentina entre los años 1871 y 1914 buscando nuevas oportunidades (Nouzeilles y Montaldo, 2002).  También, en un esfuerzo por aumentar la producción de la Argentina y ser parte del mercado Europeo mundial, el país necesitó tener más mano de obra, y por eso estuvo abierto a la idea de la inmigración.  Como parte del proyecto de expansión de la producción económica y el aumento de las exportaciones a países extranjeros, hubo un crecimiento del número personas de Europa.  Inmigrantes europeas quienes fueron, en general, mano de obra especializada llegaron con capacidades que habían aprendidos en sus propios países y que desarrollaron en sus trabajos.  La mayoría de los inmigrantes europeas procedían de Italia y España, pero también se incluyeron algunas personas de Inglaterra, Francia y Europea Central (Carrozza, et. al. 2009).  Esta nueva población tuvo un rol importante en la transformación de la cultura del país que pasó de ser una sociedad rural a una sociedad más moderna y urbana. 

Por primera vez, el país podía competir con países extranjeros y extender su influencia afuera de América del Sur. Los cambios en la identidad argentina empezaron a fines del siglo XIX con el primer aniversario de la independencia argentina y la remodelación de la ciudad de Buenos Aires (Nouzeilles y Montaldo, 2002).  Como consecuencia del nombramiento de Buenos Aires como capital, la ciudad fue transformada, con la ayuda de arquitectos y artistas extranjeros, como un centro de innovación y sofisticación para ser la “París del Sur.” (Nouzeilles y Montaldo, 2002)

 

La Modernización en Relación al Inmigración

La modernización de la Argentina tuvo lugar, en parte, debido a los efectos de los nuevos aspectos culturales que llegaron a Buenos Aires con los inmigrantes.  En particular, la ciudad de capital ofreció mucho al inmigrante, porque existía mucha oportunidad para encontrar trabajo en la construcción de edificios en la ciudad.  Una manera en que ellos hicieron impacto en la sociedad fue por medio de la arquitectura y la cultura de los distintos barrios en Buenos Aires.  En general, los inmigrantes vivieron en los barrios de San Telmo, La Boca, Monserrat y Balvanera (Nouzeilles y Montaldo, 2002).  Los barrios de San Telmo y La Boca, dos de los barrios más antiguos de la ciudad, fueron los espacios donde se concentró el mayor número de inmigrantes.

Estos barrios están cerca del centro de la ciudad y por eso, era muy conveniente para los inmigrantes vivir y trabajar en el mismo lugar.  Pero debido a la falta de espacio disponible en el centro de la ciudad, los nuevos habitantes  fueron forzados a vivir en espacios muy pequeñas que debieron compartir con otros familias (Todo comenzó en los conventillos, 2000).  Es evidente que las viviendas tuvieron un gran impacto en el desarrollo de las relaciones sociales y culturales de los inmigrantes, además de influir en la identidad de Buenos Aires en sentido general. 

Para empezar, observaremos, cómo se produjo la llegada y el establecimiento de la población extranjera en Buenos Aires. A continuación, intentaremos analizar dos barrios donde se estableció el mayor número de inmigrantes: San Telmo y La Boca así como también los estilos de sus  viviendas más representativas. Por último, trataremos de reconocer cómo las viviendas reflejaron los cambios sociales.

 

Primera Parada: El Hotel de los Inmigrantes

En particular, los inmigrantes llegaron a la ciudad en el puerto y desde allí pasaron por el Hotel de Inmigrantes antes de buscar trabajo y un lugar para vivir. Aunque según algunos, ese lugar fue un “establo de caballos, sucio y sin ventilación,” el hotel era el primer lugar que los inmigrantes podían sentar como en casa en su nuevo país. (Valez, 2009) Este lugar fue construido con la intención de dar servicios a los inmigrantes antes de que se les permitiera entrar en la ciudad (El Museo del Inmigrante, 2009). Localizado en el puerto, el edificio está frente al mar para recibir los inmigrantes justo cuando llegaban al puerto.

 

Un Barrio con Dos Identidades: San Telmo

Como ya mencionamos, uno de los lugares donde se concentró el mayor número de inmigrantes fue San Telmo.  Es un barrio histórico y punto de interés para quien quiere conocer Buenos Aires y la Argentina toda. Como unos de los mas antiguos barrios en la ciudad, esta ubicación ha visto en sus habitantes muchos cambios y desarrollos de la sociedad.  Cuando se recorre esta zona de Buenos Aires, se puede observar que predominan viviendas que fueron construidas por las familias más acomodadas del siglo XIX y que fueran abandonadas durante la epidemia de fiebre amarilla que azotó a la colonia en 1871  (Buenos Aires: Guía de Arquitectura). Casi un siglo después serían las viviendas de quienes habían llegado al país sin nada y con sueños de “hacer la América” (Thieberger, 1999).

Aunque al principio el rostro del barrio reflejó el prestigio y sofisticación de la clase alta, con la entrada de los inmigrantes a la ciudad, en particular en esta zona, la identidad de San Telmo pasó por una transformación (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).  Podemos ver algunos aspectos de cómo era la vida dentro este barrio en los distintos estilos de las casas y edificios de este lugar. Las casas antiguas en este barrio son muy extravagantes en sus diseños y reflejan mucho las tendencias europeas.  Aunque hay una mezcla de los estilos de la arquitectura de las casas del barrio, la mayoría de las que fueron construidas entre fines del siglo XIX y principios del XX, representen en sus formas arquitectónicas elementos que llegaron de Italia (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).  Al principio del siglo XX, la forma de las estructuras empezó a transformarse para representar la influencia francesa (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).  Podemos ver ambos estilos en las antiguas casonas de clase alta que fueron convertidas en viviendas comunes para acomodar el aumento del población inmigratorio.

 

Un Modelo de Vivienda: La Casa Ezeiza

Podemos ver un modelo de esta transformación en varias viviendas en San Telmo, por ejemplo en la Casa Ezeiza que está ubicado en la calle Defensa.  Esta casa fue construida en 1880, con el intento de responder a las necesidades de una familia de clase alta y todos sus sirvientes (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).  Esta casa estaba construida en el estilo más antiguo italiano, con fachadas ornamentadas que nos da un sentimiento de poder y de fuerza.  La casa, como otras en el barrio, está cerrada al público especialmente en el interior.  La parte interna de las casas de la época estaban destinadas a proteger la privacidad de la familia; sólo se podía acceder a la parte externa que era de acceso público

La  disposición de la estructura de esta vivienda muestra que el plano de la casa es de una forma simple: un rectángulo largo (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).  El espacio está dividido en dos plantas y tres patios, típico planteo arquitectónico de la época. Los diferentes espacios representan distintas áreas que significan lugares específicos para actividades o gente particulares.  La primera planta fue reservada para recibir invitados, e incluye el espacio donde existía la sala, el escritorio y el comedor.  La construcción de este espacio es muy particular y está marcado por sus techos altos y un diseño muy ornamentado.  Por su parte,  la segunda planta era más personal y por eso fue reservada solo para los miembros de la propia familia.  El fondo de la casa estaba reservado para los espacios de servicio (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).. Sin embargo, cuando se produce la epidemia de fiebre amarilla, esta casa como otras del mismo estilo y época, fueron abandonadas por la familias de la élite porteña y no fue conservada para el uso de una sola familia, sino que se transformó en una vivienda que albergó a casi treinta y dos familias de inmigrantes unos años más adelante (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).

Como resultado del aumento de la población inmigrante, la falta del espacio para vivir y el brote de fiebre amarilla, estas antiguas casonas fueron transformadas e instalaron a los nuevos habitantes.  El grupo de inmigrantes que llegaron a vivir en San Telmo transformó la identidad de las casonas para representar una vivienda más enfocada en la comunidad y el compartir de las culturas.  Las casas modificadas se hicieron conocidas como “conventillos.” (Nouzeilles y Montaldo, 2002)

La casa Ezeiza, con su amplio espacio de habitaciones fue unas de las antiguas casonas de San Telmo que fue transformada en un “conventillo.” (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).  Con casi treinta y dos familias como habitantes, el conventillo Ezeiza ha sido clave en la experiencia inmigratoria en Buenos Aires.

 

El Rostro del Barrio Inmigratorio: La Boca

Otra zona donde encontramos un gran numero de inmigrantes –en su mayoría, italianos- es el barrio de La Boca. En él, también podemos hablar de la existencia de conventillos, pero con características totalmente diferentes de los que conocimos en San Telmo. 

Aunque hoy, este barrio es un gran centro turístico, hace muchos años fue una de las zonas más conectadas con la inmigración.  Originalmente, la gente que vivió en este lugar había llegado de Italia, y por eso, hoy hay muchos restaurantes y negocios italianos.  Pero, al principio del siglo XX, estos negocios no existían, y en sus lugares había casas llenas de gente que habían llegado en barco al puerto de la ciudad que está ubicado en frente del barrio (Ceol, [et. al.], 2002).  Los inmigrantes de esta zona trabajaron en el puerto y por eso desarrollaron sus vidas y elementos culturales allí.

 

 Otra vivienda: El Conventillo

La estructura de las viviendas de La Boca es muy diferente de la forma de las casas que ya encontramos en San Telmo.  Las viviendas en La Boca están caracterizados por sus elementos estructurales que llegaron al barrio con los inmigrantes.  Los italianos que vivieron allí llegaron, en su mayoría,  de Génova que, como la ciudad de Buenos Aires, está situada a orillas del mar (o del río, en el caso porteño).  Por eso, los italianos repitieron la construcción de sus casasen Génova en su nuevo barrio, La Boca (Ceol, et. al., 2002). Como marineros que trabajaron en el río, los habitantes construyeron sus casas de la misma manera que hicieron  sus barco.  Ellos usaron las mismas técnicas que emplearon para botar los barcos para trasladar las casas a un lugar a otro.  Los materiales que usaron en la construcción fueron chapa y madera, que después se pintaron con colores brillantes que han utilizaron para pintar los barcos (Ceol, et. al., 2002). En particular, ellos levantaron  una estructura desarmable que asentaron sobre pilotes que sostenían  sus casas. Los conventillos están divididos en varias plantas, típicamente,  ellos tienen por lo menos más de una planta que están conectados por escaleras exteriores (Buenos Aires: Guía de Arquitectura, 1998).  Las fachadas tienen ventanas verticales , postigos de madera y también, balcones de hierro forjado.  En general las viviendas son más abiertas que las que vemos en San Telmo.  Además, esto se debe a que esta distribución permitía tener más interacción entre la gente y las familias que vivieron en las casas.

Habían muchos impactos sociales que ocurrieron como resultado de la interacción entre los habitantes de los conventillos. Aunque los dos tipos de viviendas fueron casas colectivas donde vivía un gran numero de inmigrantes, sus estilos arquitectónicos son diferentes.  Es evidente que las casas en San Telmo son más antiguas y extravagantes que las que existan en La Boca.  Pero, los inmigrantes que vivieron en ambos lugares compartieron los mismos objetivos: hacer una vida nueva en la Argentina. Las viviendas, como resultado de sus estructuras particulares ayudaron en el desarrollo de una identidad inmigratorio que también tuvo un gran impacto en la cultura porteña.

             

El impacto social de los conventillos

Aunque están ubicados en diferentes lugares, los conventillos en San Telmo y La Boca, comparten el elemento estructural de un espacio común que es compartido por mucha gente. En este espacio se desarrolló una cultura de inmigrantes que también tuvo impacto en otros miembros de la sociedad de Buenos Aires.  Como resultado del gran número de gente que vivió en los conventillos no hubo mucho espacio personal.  Por eso, los habitantes compartían mucho espacio y -como consecuencia- muchos aspectos culturales de sus propios países.  En La Boca, “la superficie de las habitaciones no debería se menor a 12 metros cuadrados y su altura mínima de tres y medio” metros. (Ceol, et. al., 2002) Es verdad que -como resultado de la falta de espacio personal- “cada uno conocía la vida del otro.” (Ceol, et. al., 2002). Los habitantes compartían los baños y las cocinas, por ese motivo,  las viviendas contribuyeron al desarrollo del la mezcla de culturas de los inmigrantes (Nouzeilles y Montaldo, 2002).

El espacio del patio al aire libre ha sido un lugar común donde los habitantes pasaron mucho tiempo juntos.  También ellos usaron el patio para escapar el olor horrible de los habitaciones.  El desarrollo del “cocoliche” también fue favorecido por la vida en los conventillos.  Los inmigrantes italianos generaron esta variedad del idioma que es una mezcla del italiano y español (Cocoliche, 2009).  También algunos han dicho que como resultado de la hacinamiento de los conventillos había un aumento de promiscuidad que contribuyó al desarrollo del baile y la música del tango (Todo comenzó en los Conventillos, 2002).

Las malas condiciones de vida también tuvieron impacto en el levantamiento de la nueva clase social que querían tener más derechos y ver más cambios en el gobierno.  Un problema que se añadió fue el precio del alquiler de los dormitorios.  Era común  alquilar una pieza por $20  por mes; sin embargo, esta cifra era superior al salario de la mayoría de los habitantes de los conventillos (Todo comenzó en los Conventillos, 2002). 

Como consecuencia de este problema, hubo un desarrollo de las huelgas de los habitantes contra el gobierno municipal que había fijado el precio estándar del alquiler (Todo comenzó en los Conventillos, 2002).  Las primeras huelgas ocurrieron en 1907 cuando los habitantes de los conventillos de Buenos Aires, Rosario, La Plata y Bahía Blanca se unieron y juntos decidieron que no  pagarían sus alquileres (Pigna, 2007).  Debido al gran número de inmigrantes que formaron la clase obrera, este tipo de huelga tuvo una gran influencia en el ámbito político.  Durante los años que vinieron después, estos sentimientos negativos hacia el gobierno ayudaron al desarrollo de sindicatos que trabajaron para ganar más derechos y ver más de sus deseos participar en el gobierno (Carrozza, [et. al.], 2009).

 

Conclusión

Como consecuencia del aumento en población, y el hacinamiento de gente en la ciudad, había una transformación social durante el siglo XX.  Es evidente que las viviendas, en su estructura especifica, tuvieron gran influencia en esta transformación.  En particular, la falta de espacio personal que fue disponible a los habitantes atribuyó mucho a los cambios sociales que ocurrieron durante el siglo pasado. Durante la mitad del siglo XX, la gente que ha llegado a Buenos Aires al principio del siglo, empezó a unir para formar su propio clase social que luchó, y sigue luchar hoy para obtener más representación en el político del país.  También podemos ver hoy evidencia de cómo la gente ha podido unir bajo de una clase social común para hacer cambios en el gobierno que son beneficiosos en su vida.

Con conclusión de mis estudias, puedo afirmar que las viviendas colectivas y sus habitantes contribuyeron mucho en esta transformación. El desarrollo de nuevas clases sociales tuvo un impacto muy fuerte en la política del país y la cultura porteña.   Los cambios sociales que fueron fundados por las habitantes de los conventillos extendieron a toda la gente, y desarrollaron con más fuerza durante el siglo XX. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Argentina. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. (1998). Buenos Aires: Guía de Arquitectura. Buenos Aires: Junta de la Andulucia.

 

Argentina.  Govierno de la Ciudad de Buenos Aires. (2009). El Museo del Inmigrante.  Obtenido 3 de diciembre de 2009. http://www.mininterior.gov.ar/migraciones/museo/index.html

 

Bigongiari, D., (2007). Buenos Aires y alrededores: guía del viajero. Buenos Aires: Gráfica Printer.

 

Carrozza, W. [et al.]. (2009). Historia: Argentina, América Latina, y el mundo: desde 1770 hasta nuestros días. Buenos Aires: Santillana.

 

Ceol, N. [et. al.]. (2000). Inmigración y Movimientos obreros en América Latina (1850-1930). Obtenido 3 de diciembre de file:///Users/fdkupersmith/Downloads/Inmigración%20y%20Moviminetos%20Obreros%20en%20América%20Latina%20(1850-1930).htm

 

Cocoliche. (2009). Obtenido el 3 de diciembre 2009 de http://en.wikipedia.org/wiki/Cocoliche

 

Nouzeilles, G., Montaldo, G. (Ed.). (2002). The Argentine Reader: History, Culture, Politics. Durham: Duke University Press.

 

Pigna, F. (29 de julio de 2007). Los inquilinos, en pie de Guerra. Diario Clarín. Obtenido el 3 de diciembre de 2009 de http://www.clarin.com/suplementos/zona/2007/07/29/z-04001.htm

 

Thieberger, M., (24 de enero de 1999). Los que vinieron a hacer la América. Diario Clarín. Obtenido el 3 de diciembre de 2009 de http://www.clarin.com/suplementos/zona/1999/01/24/i-00702e.htm

 

Todo comenzó en los Conventillos. La Nación. (2000) Obtenido el 3 de diciembre de 2009 de http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=16698

 

Velez, W., (2009). South American Immigration: Argentina. Obtenido el 3 de diciembre de 2009, de http://www.yale.edu/ynhti/curriculum/units/1990/1/90.01.06.x.html

 

Voss, P. (2005). The Pampa-Uruguay and Argentina.  Obtenido el 3 de diciembre de 2009 de http://www.colonial-estates.pvoss.de/argentina-historical-estancias.htm

 

Por frances
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

October 2014
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso